Follow by Email

sábado, 31 de octubre de 2009

Mi canción del día



Porque lo de anoche en la Sala Sol fue muy grande. Porque los problemas de sonido se solucionaron rápidamente y los geniales músicos que acompañan a Ramón en el escenario llevaron sus letras en volandas hasta el infinito y más allá. Y porque me encanta esta canción.

"Formar parte de de aquella historia me dejó tocado.
Aquí va un chiste,
es uno bueno:
Me tienes calado.
Oliendo a whisky y cigarrillos no llegué muy lejos.
Esta tarde soñé contigo, que estabas de fiesta.
Tú estabas de fiesta.
Yo estaba de pie, en el centro.
Y me desperté con la cama mojada.
Basta ya de cuentos chinos y de apariencias,
la torpeza nos delata y ya no me extraña.
Tú estás cuerdo y yo recuerdo volar por los aires.
Nuestra relación no sobrevivió
a la reacción en cadena.
Y así nos va bien"

jueves, 29 de octubre de 2009

Cosas que no entiendo

Madrid, 11:45 h. Si no había 30 personas haciendo cola en la Administración de Doña Manolita, no había ninguna.

miércoles, 28 de octubre de 2009

Grietas azules

Se resquebrajan las baldosas de tu certeza para dar paso a la humedad de la sospecha indigesta y tú ya no sabes cómo fingir que la duda se ha convertido en el colchón de tu alma, antaño segura y confiada. Traté de avisarte del terremoto que se avecinaba, pero nunca hiciste caso de campanas alarmistas. Lástima que ya no tenga ganas de decirte que ya te lo advertí. No te fíes de los ojos azules, porque son capaces de ahogar cualquier rastro de raciocinio o voluntad para resistir el hipnótico canto de las sirenas homéricas. Suerte que mis ojos son de tierra y hace tiempo que arranqué las malas hierbas que podían impedirte enraizar en el campo de mis virtudes y defectos más ocultos.

martes, 27 de octubre de 2009

Cuentos chinos

No te creas nada de lo que te diga un escritor. O se lo habrá inventado o se lo habrá copiado a alguien.

martes, 20 de octubre de 2009

Anuncios por palabras

Mujer monotemática busca hombre pluri-instrumental para componer sinfonías polifónicas y melodías monocordes.

Andrés Montes

A día de hoy sigo sin tener claro si me enamoré de la NBA por la forma en la que jugaba Jordan o por la manera en la que lo narraba Montes. Lo que sí sé es que seguí viendo partidos de la supuesta mejor liga de baloncesto del mundo después de que se retirara el 23, pero cuando el bueno de Andrés se fue de Canal+ la cosa dejó de tener la poca gracia que aún conservaba. Así que tampoco sé si me aficioné a la ACB porque en España se juega al baloncesto, mientras que en EEUU sólo se corre y da saltos alrededor de un balón, o si es que los comentarios de Carnicero me resultaban tan soporíferos como la falta de juego en equipo de la que adolecen al otro lado del Atlántico. Hasta Daimiel-Crónica-en-Rosa resultaba insulso sin la compañía del hombre que lo bautizó como tal. Afortunadamente, la Sexta tuvo la inmensa sabiduría de contratar a Montes como comentarista y ahí sí que disfruté, porque ¿qué puede ser mejor que ver cómo España gana el oro en el Mundial de Japón y en el Europeo de Polonia? Oír cómo lo cuenta Andrés. Son muchos los motes geniales que nos ha dejado (Ricky Business me parece simplemente genial), pero creo que lo que lo convertía en alguien tan especial era la pasión que ponía en todo lo que hacía, desde comentar la canasta decisiva de una final hasta escoger una canción para acompañar las imágenes resumen de un partido cualquiera. Me habría encantado conocerlo y hablar con él un rato, aunque sólo fuera media hora. Lástima que ya no pueda ser. Aunque siempre nos quedarán momentos como éste:



Nunca he vivido nada igual. Lo que en EEUU no saben es que la magia de ese momento no sólo residía en Jordan, sino en un comentarista español que supo perfectamente convertir en palabras lo que los ojos de los telespectadores no eran capaces de creer.

martes, 13 de octubre de 2009

Hans

Hans es un apátrida sin hogar que dormita en aeropuertos y suites de hoteles de 5 estrellas, esperando encontrar un remanso de paz, un buen motivo para abandonar la vorágine capitalista en la que se zambulló al terminar la universidad. Y mientras reza para que su próximo vuelo se retrase al menos media hora decide pedir una tercera cerveza que le ayude a imaginar la vida de esa chica blanquecina que escribe con fruición en un cuaderno morado recién estrenado. Sabe que no acertará lo más mínimo, pero crear existencias ajenas es el único hobby que no se ha visto obligado a abandonar.

lunes, 12 de octubre de 2009

Mi canción del día



Porque tiene que estar entretenido participar en una batalla naval.

Anarquía

Sol poniente, que ciega ojos transparentes, oceános intermitentes y mares de lluvia.

Noches bilingües y gemidos monosílabos que entrecortan respiraciones uniformes de asmáticos monocordes.

Literatura de bolsillo y best sellers de plomo que aceleran la ley gravitatoria y analfabetizan a académicos de las lenguas muertas del Mar Menor.

Canciones robadas por don Juanes de pacotilla y frases adivinadas de negociaciones imposibles.

Partituras que planean sobre huracanes americanos.

Manos ramificadas en cuchillas sin afeitar y aceites sin afilar.

domingo, 11 de octubre de 2009

Sin palabras

- No sabía que te gustara DE VERDAD.

- ¿Y qué te ha convencido de ello?

- Te brillan los ojos y te vibra el alma.

Un poco de baloncesto



Esto ha empezado ya y tiene muy buena pinta.

martes, 6 de octubre de 2009

Rompecabezas

Cuando adivinas sin querer el orden de las canciones de un disco es que el mismo se ha convertido en una pieza más del puzzle de tu alma.