Follow by Email

jueves, 31 de marzo de 2011

Mi foto del día



Creo que "Peter Pan" es uno de los libros más tristes que he leído nunca. También uno de los más bellos.

El dolor del amor

- ¿Por qué el amor siempre aparece acompañado de dolor?

- Porque rima mejor.

lunes, 28 de marzo de 2011

Mi cita del día

"- Why can´t you fly now, mother?

- Because I am grown up, dearest. When people grow up, they forget the way.

- Why do they forget the way?

- Because they are no longer gay and innocent and heartless. It is only the gay and innocent and heartless who can fly."


J.M.Barrie ("Peter Pan").

jueves, 24 de marzo de 2011

Gritos silenciosos

Mi vida está hecha de silencios, de palabras ahogadas cuando tratan de salir a la superficie, de frases asesinadas justo después de componerse, de discursos demolidos antes de que nadie se atreva a susurrarlos, de pensamientos mudos e ideas amordazadas. Mi vida está hecha de silencios y la tuya de gritos aterrados. No sé lo que es mejor ni lo que es peor, pero hoy necesito que alguien me preste su voz.

martes, 15 de marzo de 2011

El fin del mundo

El mundo es menos mundo desde que no estás, desde que te alejas sin mirar atrás, desde que te mueres sin avisar.

lunes, 14 de marzo de 2011

Diluvio de carnaval

Llueve y duele. Duele y llueve. Pero tú no te das cuenta y yo me callo las ganas de tiritar bajo la ducha de agua helada. Es difícil predecir la verdad, pero mucho más complicado explicar la génesis de la mentira. El silencio de las gotas sobre el cristal insonorizado. El estruendo de dos lágrimas hiperbólicas arañando la piel de las mejillas. Se van los invitados a los que nunca quise invitar y yo salgo a la calle sin paraguas que me proteja de las inclemencias meteorológicas. Se me encharcará el corazón antes de rozar tu voz y se me inundarán las entrañas con tus gritos reprimidos. Ven y susúrrame al oído algo divertido que nunca haya ocurrido. Ven y convénceme de que merece la pena ver amanecer. De lo contrario me acostaré dentro de otra piel y pereceré de falta de amor y con algo de sed.

domingo, 13 de marzo de 2011

Ficción

Fingir que soy una de ellos, aunque sienta que no es verdad. Mimetizarme con un entorno que ni entiendo ni comprendo ni quiero entender o comprender. Fingir que todo está bien, por muy rematadamente mal que esté. Buscarme en todas partes y encontrarme donde nunca nadie ha estado antes. Saber que no regresaré por mucho que te quiera volver a ver.

Mi canción del día



Después del concierto de ayer en la Moby Dick me reafirmo en mi idea primigenia de que estas chicas se bastan y se sobran para llenar el escenario. Para la próxima vez fuera batería y bajo y vuelta a los desnudos inicios del trío, como en este vídeo.

"All I do is try to fool the storms that keep circling over. When I'm strong and I belong your charm I can just ignore. But then a scent I can't forget but can't quite recall who wore it. There's no way, I can stay awake."

Anuncios lunáticos (II)

Imaginación desbocada busca susurrador de caballos capaz de embridarla y encerrarla en un establo.

jueves, 10 de marzo de 2011

El tiempo que te falta

El tiempo que te falta es el tiempo que me queda. Te lo robé sin darte cuenta, porque no quería morir antes de los treinta. Siento haber acortado tu existencia, pero pensé que tu vida sin mí carecía de sentido. También siento haberme equivocado, aunque me alegro de estar utilizando minutos hurtados a tu nuevo amor. Quemar los segundos que dedicarías a besarla mitiga mi dolor y recompone mi abandonado corazón. Y ahora tiro por la borda todas las horas que ya no quiero y acelero el lento suicidio que los humanos perpetramos cada día, agotando los años que nos fueron concedidos cuando aún no habíamos nacido.

Mi canción del día



"You're getting sadder, getting sadder, getting sadder, getting sadder. And I don't understand, and I don't understand. But if I kiss you where it's sore. If I kiss you where it's sore. Will you feel better, better, better? Will you feel anything at all?"

Anuncios lunáticos (I)

Yugular hipertensa busca vampiro o sanguijuela capaz de chuparle los tres litros de sangre que le sobran.

miércoles, 9 de marzo de 2011

Grietas

Grietas. Grietas en la pared y en el cuaderno sin abrir. Grietas que destruyen la superficie más firme. Grietas que inundan mis venas y mi sistema nervioso. Grietas que me resquebrajan por dentro. Grietas inocuas y grietas atómicas. Grietas insalvables que sirven de frontera entre mis miedos y tus deseos más ocultos. Grietas que se tragarán toda mi existencia antes de que consiga rescatarla de la nada más vacía. Grietas y más grietas que me quiebran y revientan en mil esquirlas suicidas deseosas de desaparecer en el primer agujero negro que se tropiece en su camino.

Mi canción del día



"Yo vivo en una ciudad que está enferma", enferma de nacionalismo y egocentrismo, de insolidaridad y egoísmo, de egolatría y narcisismo. Una ciudad que se cree moderna y extranjera, sin ser ni lo uno ni lo otro. Una ciudad maleducada, en el más amplio sentido de la palabra, incapaz de apreciar las ventajas de la diversidad ni de respetar las opiniones mayoritarias. Una ciudad en la que, aún, no he oído ningún piano.

Consejos lunáticos (I)

Teme al que no tiene miedo.

miércoles, 2 de marzo de 2011

Funambulistas y escapistas

El equilibrio no existe. Tú lo rompiste. La balanza se desequilibró del lado de tu colchón, cediendo a los impulsos más carnales y los sentimientos más banales. Te fuiste y me quedé mirando al blanco del techo. Se me clavaron mil alfileres en el pecho y no supe reconstruir los hechos. Fue una noche sin reproches y medio día sin guía ni vigía. Nadie dio la voz de alarma. Todo me pilló desprevenida y, por ende, algo desvalida. Respiración entrecortada. Ansiedad acumulada. Taquicardia desbocada. Se me escapa el alma. Se desintegra la calma. Invidente doliente que palpa la vacuidad del aire abandonado por tu cuerpo, espeso de silencios, ligero de alegrías y pesado de arpías. El equilibrio no existe. Tú lo rompiste. Funambulista despeñada dibuja la silueta de su cadáver en el centro de la pista del circo más ambulante de esta parte de la tierra. Escapista consumado se ahoga en el tanque mal cerrado por la ayudante inexperta incapaz de dibujar la O con un canuto. Balada triste de trompeta, casi huérfana de Goyas, que celebra en estéreo la muerte de los inmortales y la resurrección de los mortales. Hoy se acaba antes de empezar. Mañana habrá otro cataclismo nuclear.