Follow by Email

lunes, 21 de junio de 2010

Día de la música



Un día de la música sin conciertos no es un auténtico día de la música; pero como, a falta de pan, buenas son tortas, me he comprado 5 cds para celebrar tan magno día. Menos da una piedra.

jueves, 17 de junio de 2010

Tentativa de asesinato

Posas el puñal de tus labios en la oquedad de mi cuello y amenazas con agujerear mi respiración. Mi corazón se convierte en una bomba de relojería, que nos aniquilará en cuanto termine la cuenta atrás y se produzca la gran explosión. Piel de gallina y entrañas expandidas. Uñas adheridas a la ropa casi desprendida. Lenguas retorcidas y miradas perdidas más allá de las negras pupilas. Pasión ahogada y desatada. Noche eterna y olvidada. Minutos que pasan sin pasar, que se estancan e impiden avanzar. Y me preguntas por qué no puede ser y te digo que porque ya fue y se fue. Y te pregunto por qué se acabó y me dices que nunca se terminó.

Mi canción del día

Analgésicos de Hermanos Fulcanelli trío.

"Decirme que me quieres es obsceno, con tu mano sujetándome el puñal. Ya sabes que hace tiempo me persigue el pensamiento de que todo lo que empiezo acaba mal. Antes de aceptar tu rechazo, dime alguna vez la verdad. Por mucho que me esfuerzo, nunca encuentro nada abierto, siempre acabo suplicando en otro altar. Debo resultar patético, mendigando analgésicos. Tu familia anda bastante preocupada por la línea sucesoria real. Y mientras se hunde el techo, tu padre saca pecho. Su equipo ha conseguido empatar. Y tú me pides que sea comprensivo, mientras vuelves a blandir el puñal. Por azar o por destino todos estamos heridos. Más tarde o más temprano es letal. Debe ser mala suerte vivir tu propia muerte."

Y aunque esta canción no suene nunca en ninguna radio seguirá siendo una de las mejores de la historia de la música española.

Mi cita del día

"CALMA no quiero enloquecer mientras te hablo CALMA CALMA voy a hablarte con otra voz con una voz mucho más fría"

Pedro Casariego Córdoba

domingo, 13 de junio de 2010

Quién es quién

Anoche soñé CONTIGO y anteanoche con ÉL. O tal vez fuera al revés. Sigo sin tener claro quién es quién.

Mi canción del día



"Ya hace algunos siglos que he empezado a sospechar que he caído sin quererlo en tu gravedad. Es como si andara siempre en espiral, cuando encuentro una salida, tú apareces".

Mi cita del día

"y aventureros
los lirios llovidos de tu dolor.
Ah todo mi sentir
repitiendo ansias
entrelazándote
y devorándote
sin sobrevivirte
oh juro
que habrá un éxtasis
en tu letanía
en tu frágil
letanía de pómulos y colorete".

Pedro Casariego Córdoba.

sábado, 12 de junio de 2010

Sonia

El plan inicial era que ambos nacieran el mismo día, pero él se adelantó dos años y se equivocó de ciudad y se jodió todo el invento. Ella respetó el pacto y vino al mundo en la fecha acordada, pero también fue víctima de un error geográfico y terminó de fastidiar los designios del destino. La misma fecha, pero demasiados días y kilómetros de distancia retrasaron su primer encuentro y dilataron aún más el segundo. Fue necesario reescribir todo el guión de sus existencias y contratar a multitud de personajes secundarios y extras para poder reconducir la historia hacia el final deseado. Lástima que ninguno recuerde aquel caluroso día del mes de agosto en que sus familias fueron inducidas por fuerzas sobrenaturales a ahogar los efectos de las altas temperaturas en la misma playa levantina. Un niño que aún comete errores al hablar y una niña que apenas sabe andar coincidiendo en la orilla del mar. Se sienten antes de verse, se vuelven a buscarse, se miran hasta los huesos y sonríen todas y cada una de sus células. Sus respectivos padres aprecian esa simpatía innata entre ellos y dejan que jueguen juntos hasta la hora de comer. Él construye castillos de arena para ella y ella se niega a cavar fosos a su alrededor. Llegan las tres de la tarde y sus progenitores se empeñan en separarlos para volver a casa y nutrir sus pequeños cuerpos con alimentos que no necesitan en esos momentos. Ella llora como una magdalena y él patalea y grita como un energúmeno. Sus minúsculas fuerzas infantiles resultan insuficientes para luchar contra la ignorancia y estupidez de los adultos y ambos tienen que esperar demasiados años para volver a tocarse el alma sin necesidad de que sus cuerpos se rocen. Sonia no recuerda aquel caluroso día de agosto, ni entiende por qué cada vez que ve el mar tiene ganas de llorar. El eléctrico desconocido también olvidó lo que quemaba aquella arena levantina y no sabe por qué su máxima aspiración como arquitecto sería construir un castillo, aunque los tiempos modernos no favorezcan la realización de estos sueños caballerescos. Afortunadamente para él, aún podrá rescatar a su princesa del vacío de una existencia presidida por su ausencia.

Mi canción del día



"Sé que nuestro momento ha pasado. La nieve empieza a caer. Mi suerte infiel me ha arrancado la piel, no volverá a suceder. Hay plagas, profecías, hay personas que nos marcan. Señor, tiene que haber algo que me pueda calmar, calmar este dolor."

Mi cita del día

"seré numerosísimo.
Oleaje de cuervos marinos
ciego como un horóscopo
te extenderá mi cuerpo
imprimiéndote
y repiqueteo
y fulminante
y afligiéndote
desvalijaré tus muslos
abiertos
invitación
y aventureros"

Pedro Casariego Córdoba.

miércoles, 9 de junio de 2010

Mi foto del día

El arte de escribir

Un buen escritor es un esclavo fiel de sus personajes. Tratar de cambiar lo que ellos dicen y hacen es un sacrilegio que atenta contra la indemnidad de la literatura más excelsa y la realidad de la ficción más vívida.

martes, 8 de junio de 2010

Pilar

Pilar yace en el sofá, anestesiada por el segundo programa del corazón de la tarde. No tiene nada que hacer o, mejor dicho, no tiene nada mejor que hacer que permanecer pasivamente frente al televisor. Un par de horas más tarde irá al Burger con sus amigos, se zampará un menú Big King y se tomarán unos litros en el parque más cercano, antes de volver a casa y dormir hasta el mediodía. Es lo bueno del verano. No existe ninguna necesidad de madrugar ni hay que aguantar las quejas paternas por la falta de estudio. ¿Estudiar? ¿Para qué? Si dominas mínimamente el arte de copiar y no te importa ir a alguna que otra recuperación puedes sacarte el curso sin necesidad de abrir ni un solo libro por las tardes. Maravillas de la E.S.O. Los minutos transcurren sin prisa, pero sin pausa y, antes de que Pilar se dé cuenta, comienza el telediario nocturno. Rápidamente, Pilar pega un brinco, agarra el mando a distancia y cambia de canal. Las noticias la deprimen. Además, sabe perfectamente que el mundo es un asco. No necesita que nadie le detalle los horrores de las guerras, asesinatos, robos, violaciones y demás miserias que la rodean, por no hablar de la crisis económica. Puto capitalismo de mierda. Si es que los fachas y su avaricia sin límites van a acabar con los proletarios como su familia. Después de un rápido zapping decide apagar el televisor y poner la radio. La música la ayuda a evadirse de los problemas. Suena Alejandro Sanz y, después, Shakira, Bisbal, El Canto del Loco, Beyoncé, Britney Spears, ¿Conchita? Demasiado triste, así que apaga la radio y se arregla para salir. Ducha, tejanos prietos, camiseta ajustada y pinturas de guerra (nada demasiado exagerado, que sólo es martes). Burger y varias litronas de cerveza compartidas con sus compañeros de batallas libradas a la luz de la luna. Ponerse al día de los últimos cotilleos del insti, criticar la incomprensión y obsolescencia paternas y cagarse en los capitalistas que los oprimen y que les impedirán hacerse ricos. Pero ellos no son, ni han sido, ni serán nunca los estudiantes revolucionarios de mayo del 68. Son sólo ovejas adormecidas que balan la canción que los que manejan los hilos les han enseñado. Se creen libres e independientes, rebeldes con causa y poseedores de la verdad más absoluta. No se dan cuenta de que repiten frases hechas y lugares comunes, que bailan al son marcado por la sociedad y que nunca se alzarán para protestar por nada que los de arriba no quieran que protesten. Participarán en manifestaciones programadas, desenterrarán los mismos muertos de siempre, creerán conocer la historia más reciente desconociéndola completamente, oirán la música más light y verán el cine más superficial, sepultarán cualquier pensamiento o sentimiento discordante y asesinarán cualquier iniciativa propia o singular. Serán manejables e ignorantes y nunca leerán a Kafka, ni a Wilde, ni a Salinger, ni a nadie que pueda enseñarles a pensar. Malgastarán sus días y sus noches en entretenimientos vanos y superfluos, construyendo existencias prescindibles y aborrecibles. Pero, al llegar a casa, Pilar pensará que ha vivido un gran día; porque Raúl, por fin, le ha dicho que está por ella, se han besado y han quedado al día siguiente. Sí, ha sido un gran día y Pilar se acuesta sonriente, flotando en la neblina alcohólica que inunda su estómago, ajena al vacío que le crece dentro, inconsciente de la desintegración de su alma y de la pérdida de su individualidad.

lunes, 7 de junio de 2010

Mi canción del día



"You could have done it so much better. You could have told me I was never the one."

Mi cita del día

"Nuestras palabras
nos impiden hablar.
Parecía imposible.
Nuestras propias palabras."

Pedro Casariego Córdoba.

Nunca existió mente más clarividente.

domingo, 6 de junio de 2010

Mi canción del día



"No supimos interpretar el rosa de la luna, que anunciaba sin titubear que algo horrible iba a pasar. Con la cola por delante salen los peces del mar. Dicen que para los que no han amado es muy tarde ya. ¿Y ahora qué, ahora qué, ahora qué, ahora qué vamos a hacer? Tápate, tápate, tápate la espalda mi amor, que hace frío."

Tercera ley de la química lunática

Un flechazo no es más que la reminiscencia de un amor experimentado en una vida pasada.

martes, 1 de junio de 2010

Indigestión

Si no vomito no es por falta de ganas, sino por no tener cerca un cubo para recoger el resultado de mi indigestión y los restos de tu inequívoca equivocación.

Mi canción del día



"He vuelto a cruzar el puente que nos une y nos separa. Ése que tú me tendiste como una tela de araña".

El jueves en la Sala Apolo.

"Y esperé tanto tiempo que di con lo inesperado. Me dejé arrastrar por mareas y corrientes y ahora sé muy bien que la noche es sólo para los que sueñan y entregan su mirada al cielo y las estrellas".