Follow by Email

martes, 29 de mayo de 2012

Heridas (IV)

A veces es difícil. Otras es imposible. Sonreír. Fingir. Vivir. Repetir hasta el fin lo que no queremos volver a reproducir. Seguir. No huir. No alejarme de aquí, de esta ciudad que no elegí, de la herida carmesí, del vacío en el que crecí. El agujero negro. El desierto. El destierro. El infierno. A veces hiela. Otras quema. Siempre escuece y envilece. No sé cuándo empecé a morir. Dicen que un segundo después de llegar al mundo. Yo creo que no fue entonces. En aquel momento todos nos creemos inmortales. Nuestra fe en el infinito se mantiene varios años. A veces, décadas. Luego, algo que creíamos indestructible se destruye. Contamos tres segundos. Uno. Dos. Tres. Comienza la cuenta atrás. El primer paso hacia el inevitable final. Caminamos sobre un alambre inestable. Miramos hacia abajo. Contemplamos el vacío. Algunos saltan para sumergirse en él. Otros aguantan y cuando resbalan tratan de sujetarse hasta que las manos sangran y se rasgan. Yo no avanzo. Tampoco caigo. Permanezco quieta. Congelada. Equilibrada en mi desequilibrio más estable. Espero y cuento. Uno. Dos. Tres. Puede que vuelva a nacer sin llegar a fallecer o puede que tú te conviertas en mi red en lugar de dispararme en la sien.

lunes, 28 de mayo de 2012

Costuras (I)

No hay nada nuevo que inventar, excepto nuestros besos zurcidos al azar.

jueves, 24 de mayo de 2012

Paradojas lunáticas (II)

Un bebé llora de madrugada porque no sabe quién quiere que lo coja en brazos, si quien lo trajo al mundo o quien acabó con su vida antes de tiempo. Una vagina sangra. Dos perros ladran. Tres enfermeras callan. El llanto se alarga, no acaba, rebota en la nada, explota en la cama. Pobrecito, el bebé no sabe que quien lo trajo al mundo fue quien acabó con su vida antes de tiempo, aunque fueran otras las manos que hicieron el trabajo sucio. Pero perdonen; para ser fiel a la realidad, según los más entendidos, no debería hablar de bebé. Así, pues, continuemos con la historia. Un feto es arrojado a la basura. Una madre deja de ser madre. Es ella quien debería llorar, pero no lo hace, aún no. Lo hará varios años después, cuando el hijo que sí quería tener nazca muerto. Las enfermeras callan. Dos perros ladran. Sangra la madrugada.

martes, 22 de mayo de 2012

Tarde de sofá

No fue buena idea dejarme arrastrar por todas esas cosas que dejamos atrás. Sopla el aire fuerte contra el ventanal, mientras echo de menos tu espina dorsal. Lo que el viento se llevó no volverá.  Rhett Butler nunca jamás regresará. Una niebla espesa ahoga el sofá. Se hace más difícil poder respirar. Boqueo como pez fuera del mar. Me sumerjo en el pasado que no se repetirá, en los recuerdos que se olvidarán, en el vacío que nos devorará.

lunes, 21 de mayo de 2012

Un país en fase terminal

Encaja las piezas del rompecabezas. Destruye. Construye. Rehúye las noches de hule. Tapa la caja de Pandora. No dejes que lo que escapó pueda volver a entrar. Necesitamos que se marchite la esperanza sofrita en mil toneladas de la soledad más invernal. Ningún mal la volverá a acompañar. Desiste de intentar encontrar arreglo a lo que no se puede ni se podrá arreglar. Hay que derribar los cimientos y contemplar el polvo que levanta la caída del rascacielos que erigieron los burgueses de la revolución industrial. No hablo de capitalismo en crisis, ni de la burbuja inmobiliaria que explota a los que no la hicieron explotar. No hablo de hipotecas sin pagar, ni de los recortes en educación y en sanidad. No hablo de un país en fase terminal, ni de una Unión Europea que se quiere disgregar. No hablo de lo que el telediario no se atreve a destapar ni a analizar. No hablo de la realeza a la que habría que encarcelar, ni de los regalos y el dinero que los políticos no deberían aceptar. Sólo hablo de dos cuerpos imantados que se buscan sin cesar sin que se puedan encontrar. Sólo hablo de un alma partida por la mitad. Sólo hablo de la condena de una sociedad y de la sentencia de un destino fatal. Sólo hablo de una rebelión que no me atrevo a liderar. Sólo hablo del sacrificio de Abraham y de la hemorragia en el altar. Sólo hablo de una cruz imposible de transportar y de una carga que no se puede soportar. Sólo hablo del estigma que no supimos maquillar y del viento helado que no pudimos calentar. Sella el sobre, quema la carta y nunca pronuncies las palabras que tratamos, sin éxito, de codificar.

domingo, 20 de mayo de 2012

Paradojas lunáticas (I)

Era todo lo que quería ser, pero ni la décima parte de lo que podía llegar a ser. Era inmensamente feliz, aunque el universo consideró que estaba desaprovechado y lo borró del mapa.

Era todo lo que podía llegar a ser, pero no lo que quería ser. El universo le habría regalado más de 100 años de existencia, aunque él era inmensamente desgraciado y un buen día decidió borrarse del mapa.

jueves, 17 de mayo de 2012

miércoles, 16 de mayo de 2012

martes, 15 de mayo de 2012

domingo, 13 de mayo de 2012

sábado, 12 de mayo de 2012

viernes, 11 de mayo de 2012

jueves, 10 de mayo de 2012

miércoles, 9 de mayo de 2012

domingo, 6 de mayo de 2012

sábado, 5 de mayo de 2012

jueves, 3 de mayo de 2012